Saltar

Sube al momento en el qué estás. Tu camino es como un scrapbook, un puñado de páginas a revisitar, decisiones tomadas, aciertos inadvertidos y afortunados errores. ¿Qué factores te han llevado hasta dónde estás?

Bitácoras en Órbita te permite navegar por un collage de impresiones que diez profesionales de la educación han recogido a lo largo de un año en sus cuadernos de campo.

Su viaje es un itinerario circular e infinito, que te animamos a seguir a tu gusto para que te pierdas en las diferentes etapas que conforman el paisaje del empoderamiento.

Bitácoras en órbita
El empoderamiento es un trayecto continuo e infinito. El círculo que verás a continuación quiere ser su representación. En él se alojan, en forma de circunferencias de colores, las diferentes etapas del proceso de empoderamiento que diez profesionales de la educación han ido definiendo con sus reflexiones. Al seleccionarlas, podrás ver en qué etapa remiten y descubrirás los materiales elaborados para describirla.

Los diferentes colores responden a tres tipos de recursos:
Las circunferencias verdes contienen páginas de cuadernos de campo.
Las de color naranja, piezas audiovisuales sobre temas específicos, registradas por los mismos educadores.
Las de color amarillo contienen fragmentos de cuatro focus group donde los participantes compartieron experiencias.

A través de estos materiales, podrás profundizar en el significado de un término abstracto y poliédrico como es el del empoderamiento juvenil; circulando por sus etapas, desde la reflexión previa hasta la evaluación de los resultados.

En el menú de la parte superior derecha, podrás conocer más sobre el proyecto y también acceder a un archivo de los materiales, donde podrás filtrarlos por conceptos e intereses determinados.
Esta página se ha elaborado siguiendo las recomendaciones de utilización de lenguaje no sexista. Por ello, en la medida de lo posible, se han utilizado expresiones genéricas que incluyen la diversidad de géneros. Para aquellas situaciones en las que esto es complejo, se ha utilizado la forma normativa del masculino genérico propia de la lengua castellana. A no ser que se especifique lo contrario, se debe tener en cuenta que esta forma engloba tanto el masculino como el femenino.
SCROLL
|


"Me llamo Jose Alonso Represa. Nací y vivo en el barrio del Raval de Barcelona. Trabajo como educador social desde hace más de 25 años, especializado en el ámbito de la orientación y la inserción laboral. Gran parte de mi trayectoria profesional la he desarrollado en el Casal d’Infants del Raval y en la Fundació Èxit donde continúo colaborando en la actualidad.

En estos momentos trabajo de consultor social y formador especializado en metodologías de orientación (competencias, empleabilidad, acción tutorial), intermediación laboral y voluntariado corporativo. Además de la Fundació Èxit, colaboro con la Diputación de Barcelona impartiendo charlas de orientación, con diferentes ayuntamientos realizando formaciones a personas para la búsqueda de trabajo y con la Associació Adonar de Valencia."

28 de novembre 2018

 

¿HAY LÍMITES EN EL ERROR?

Tienes 18 años y vives con tus padres en el país donde naciste, con una lengua en la que te educaste y con unos códigos culturales con los que has crecido. Tus padres han puesto unas normas en casa; has de mantener tu espacio ordenado, has de ayudar en las tareas, tienes que estar haciendo alguna cosa ya sea estudiar o trabajar, no puedes subir a amigos a casa si ellos no están, no puedes fumar en tu habitación y mucho menos porros, no puedes llegar bebido a casa. Si te saltas estas reglas de forma recurrente tiene consecuencias.

 

 

Tienes 18 años y vives en un piso tutelado en un país lejos de tus padres, con una lengua que has aprendido en los últimos 12 meses y con unos códigos culturales diferentes a los que creciste.
Los educadores han puesto unas normas en casa; has de mantener tu espacio ordenado, has de ayudar en las tareas, tienes que estar haciendo alguna cosa ya sea estudiar o trabajar, no puedes subir a amigos a casa si ellos no están, no puedes fumar en tu habitación y mucho menos porros, no puedes llegar bebido a casa. Si te saltas estas reglas tiene consecuencias.

 

Probablemente en el primer caso las consecuencias no implicarán el alejamiento y siempre tendrá nuevas oportunidades.

 

 

 

 

En el segundo caso las consecuencias están estipuladas, y si se infringen a menudo la consecuencia es quedarte en la calle, sin dinero y sin medios de subsistencia.

 

 

 

 

Los límites existen para todos, las
oportunidades son las que a menudo
marcan la diferencia

Jose Alonso; Educador social
#familia #incidentes_críticos #jose #observación #recursos_económicos